6 DE OCTUBRE 2012 - RECORDANDO A UN AMIGO!!!!! DR. ADOLFO G. PEREYRA ROZAS

06.10.2012 02:21

Para aquellos que lo conocieron, el 6 de octubre recordamos a un AMIGO!!!!!!!

 

DR. ADOLFO GERARDO PEREYRA ROZAS

 

El sábado 6 de octubre del 2007, lejos de este Buenos Aires que lo vio transitar, se despidió de nosotros, un amigo.

En su largo deambular por el país imaginario de su vida, seguramente el camino elegido, o al que le tocó llegar debe ser  un lugar sereno, simple de simpleza absoluta, donde el estrechar de una mano es símbolo de, “estoy con vos!!!”, o al decir de, “en que puedo colaborar”, o el de la lucha permanente por la vida, de la palmada en el hombro, diciendo “ya va a pasar”. Ese es nuestro amigo, porque permanentemente nos da su mensaje de fe, de hombría de bien, de nobleza, de rectitud y nos enseñó a trabajar  con esa simpleza que da la confianza de aquello que se tiene la certeza que se realiza de buena forma y en beneficio del prójimo.

Ese día mencionado se despidió de nosotros Adolfo Gerardo Pereyra Rozas (Pilín) y nos dejó un imborrable y grato recuerdo por todo lo que nos dió y enseñó. Fue un hombre de bien, que el estudio lo transformó en un profesional médico, y que en la década  de los 80-90 fue auditor y responsable de la Delegación Buenos Aires del Ex ISST. La honestidad y la ética era una habitualidad en su diario quehacer de enseñarnos a ser un poco mejores cada día y demostrarlo a través de nuestros actos. Seguramente más de un derivado recordará haber compartido sus diálogos en las visitas que diariamente realizaba a los establecimientos asistenciales donde estaban internados “sus” pacientes y luego las charlas con los médicos tratantes para, seguramente discutir, algún tratamiento, sin importar el día ni la hora.

Querido amigo, a cinco años de tu viaje, vaya a saber a que estrella tan cercana o lejana desde donde nos iluminas, te dejamos nuestros más humildes saludos y un decir de, hasta siempre.

 

Para aquellos que no lo conocieron vaya la recordación que le realizaron sus compañeros de la “Organización Médicos del Mundo” , en octubre del 2007.

 

Recordando a un militante por el derecho a la salud de los pueblos

Para quienes no lo conocieron, Adolfo (71 años) fue un militante de la medicina social consecuente y constante con nuestra organización Médicos del Mundo - Delegación Argentina casi desde su creación, asistiendo y luchando por el derecho a la salud de los más desfavorecidos y oprimidos en la República Argentina. En el año 2000 se sumaba a lo que había nacido sólo un par de años antes nomás como Médicos del Mundo, y desde allí mantuvo su militante compromiso social hasta sus últimos días. Fue miembro de diferentes Consejos Directivos en los últimos años, y en el 2006 fue elegido Vicepresidente 1º, reconocimiento y cargo que ocupo hasta su partida a su Jujuy natal.

Compañero estimado y valorado por todos incluso desde diversos sectores diferentes en posiciones e historias, este médico generalista nos demostró con su ejemplo de vida de lo que se trata cuando muchas veces se utiliza la palabra "coherencia". Los que lo conocieron saben que era un hombre de acción, donde su discurso se reflejaba en su práctica cotidiana: así hasta sus últimos días ejerció su concepción de la medicina social enfocada a los más pobres en el Barrio de Ferrari, en la localidad de Merlo, donde priman los asentamientos, el hambre y la miseria, postales dolorosas de nuestro país. Allí mantuvo la atención sanitaria y social a los necesitados vecinos en un humilde centro de salud comunitario en el predio de la Parroquia local. También colaboró en diferentes proyectos y acciones de nuestra organización en estos años.

Mantuvo críticas y apasionadas posiciones en la Comisión Nacional de Medicamentos desnudando las falacias de la industria farmacéutica y los ministros de salud de turno que lucran con el negocio de la enfermedad. Realmente desde el movimiento de salud pública en Argentina y sobre todo en nuestra organización debemos decir que es una perdida importante. Perdida de un militante sincero, pero por sobre todas las cosas perdida de un buen tipo. De los que no abundan. Para los que lo conocieron saben que sinceramente esto no es discurso de ocasión: si había algo que de Adolfo no se podía discutir ni poner en duda era ser un BUEN TIPO, profundamente humano, honesto y manteniendo sus convicciones y principios siempre sin buscar falsos protagonismos y debatiendo/discutiendo desde la más genuina sinceridad, sólo preocupado por transformar esta realidad.

Pero además de dar difusión a tan necesario y justo recuerdo a una gran persona, desde Médicos del Mundo - Delegación Argentina deseamos expresar sólo una cosa: decirle GRACIAS Adolfo por su militancia, por su fuerza, por su compromiso. Seguramente nuestra organización internacional humanitaria con pocos años de vida deberá rendirle su justo y digno homenaje.

Es en este sentido, que sólo nos queda por decir HASTA SIEMPRE COMPAÑERO ADOLFO!!!!

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons Mizrak  © 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode