EDITORIAL - LA MESA VACIA DEL IPAUSS

16.04.2015 01:47

Los autodenominados “jubilados  de no tan extraña jurisdicción” que comprenden mayormente a aquellos radicados en Capital Federal, Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Salta, San Luis, Jujuy  y otras provincias, nos reunimos semanalmente desde el año 2009 en nuestra Casa de Tierra del Fuego.

Las alternativas de la difícil situación a que ha sido llevado el IPAUSS nos comprometen a compartir con nuestros compañeros jubilados y con el conjunto de la sociedad fueguina, una síntesis de nuestras reflexiones:

En la apertura de sesiones 2015 de la Honorable Legislatura, la Señora Gobernadora anuncio que  “… el IPAUSS condicionara al próximo gobierno”…. los jubilados nos preguntamos si el condicionado por el contrario, no es el propio Instituto impedido de cumplir sus objetivos conculcando el derecho legitimo de casi  6000 jubilados para percibir en tiempo y forma sus haberes, y ofrecer una red estable y permanente de contención sanitaria.

Nosotros no redactamos las leyes jubilatorias, ni establecimos las sucesivas reformas. Nosotros no tuvimos ni tenemos poder de veto para rechazar o reconsiderar las normativas que pudieron dañar la sustentabilidad del sistema.

LA POLITICA PREVISIONAL ES UNA DE LAS RESPONSABILIDADES IRRENUNCIABLES DEL ESTADO NACIONAL, PROVINCIAL O MUNICIPAL.

Sin embargo frente a esta situación, una mayoría de los actores políticos de todos los estamentos nos recuerdan en sus declaraciones periodísticas haber preanunciado la llegada de esta crisis. Nosotros hace 3 años que sabemos que llego. Nos mencionan las redacciones de innumerables proyectos reformatorios  para impedir la debacle. Nosotros la percibimos todos los meses cargada de incertidumbre. Pero lo que no queda demostrado es que hayan tenido éxito en la ineludible responsabilidad de convocar una MESA DE CONCERTACION que en “sesión permanente” y en un plazo perentorio preestablecido, acuerde refrendar y aplicar medidas resolutorias que resuelvan la Emergencia.

Los jubilados de la Provincia de Tierra del Fuego, queremos que el IPAUSS cuente con los recursos que le corresponden en los plazos que fija la ley. Que los organismos aportantes no acumulen deudas. Que el Estado garantice la cobertura de los déficits y que la Caja no asuma responsabilidades ajenas al objeto de su creación.

Mientras subsista la crisis de su administración, depositamos nuestra confianza en la última instancia que protege al ciudadano común frente a cualquier Poder avasallante. LA JUSTICIA.

Le pedimos que salvaguarde nuestros derechos adquiridos inalienables en la Organización Social, aplicando la letra y el espíritu que consagra la Constitución Provincial en sus artículos 51 y 52 que transcribimos, sin olvidar que aún por encima del Derecho de todos los Derechos, el artículo 17 de la Constitución Nacional es también una explícita salvaguarda.

Art. 51. “El estado provincial en el ámbito de su competencia, otorga a los trabajadores reconociendo el derecho que los asiste, los beneficios de la previsión social y asegura jubilaciones y pensiones móviles e irreductibles proporcionales a la remuneración del trabajador en actividad. Los recursos que componen el patrimonio de las cajas previsionales son intangibles y deben ser utilizados solo para atender sus prestaciones específicas. Los aportes y contribuciones correspondientes serán efectuadas en tiempo y forma bajo la responsabilidad de los funcionarios que omitan el cumplimiento de su obligación”.

Art. 52. “El estado provincial establece y garantiza el efectivo cumplimiento de un régimen de seguridad social basado en los principios de solidaridad, equidad e integralidad”.

Los autodenominados ” jubilados de no tan extraña jurisdicción” somos fueguinos de otro tiempo, de otra historia, y las variables que reserva la vida al destino de las personas a veces, sin desearlo, nos encuentran hoy alejados pero no desvinculados de nuestra querida Provincia.

Deseamos que nuestra clase dirigente política y gremial junto al Directorio del Instituto encuentre las respuestas estables y duraderas que sustituyan las reuniones de emergencia que solucionan la demanda inmediata cortoplacista (que permitirá saldar jubilaciones con atraso),  sin  corregir  las necesidades de fondo del largo plazo.

 No pensamos solamente en nosotros. Más tarde o más temprano los compañeros activos, desde el más humilde y digno de los trabajadores públicos hasta el más encumbrado funcionario en la pirámide del poder, deberá y merecerá contar con un IPAUSS estable y eficiente que les garantice que la subsistencia después del tiempo del trabajo, transcurra solidariamente protegida.

Hoy la MESA DE LA CONCERTACION está  deshabitada. Y estamos preocupados e indefensos, porque mientras las sillas estén vacías, los únicos que figuramos en el menú SOMOS LOS JUBILADOS.

“Jubilados de no tan extraña jurisdicción”

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons Mizrak  © 2011 Todos los derechos reservados.

Crea una página web gratisWebnode