AL SEÑOR FISCAL DE ESTADO Doctor Don VIRGILIO MARTINEZ DE SUCRE

10.06.2014 17:20

                                                                                                                                                                  BUENOS AIRES, 4 de mayo de 2014.

Señor Fiscal de Estado

Doctor D. Virgilio Martínez de Sucre

S                            /                               D

De nuestra consideración:

Los abajo firmantes, integrantes de “Jubilados de no tan extraña jurisdicción”, nos dirigimos a Ud., con el objeto de plantearle nuestra voluntad de poner en su conocimiento, el resultado de la Auditoría que llevó a cabo el Tribunal de Cuentas de la Provincia, como resultado de la solicitud que le hiciéramos en el año 2009, para que se determinaran las acreencias que frente a los empleadores hubiere acumulado el Sistema Previsional Provincial, hoy administrado por el INSTITUTO PROVINCIAL AUTÁRQUICO UNIFICADO DE LA SEGURIDAD SOCIAL (IPAUSS).

El resultado de la tarea desarrollada por dicho Tribunal, se nos hizo conocer mediante Cédula de Notificación Nº 345/2013, durante los últimos días hábiles del año 2013.

A los fines de evitar tenga que ocupar su tiempo en la búsqueda de dichos elementos, los adjuntamos expresamente a la presente.

Pero el principal motivo que nos ha movido a dirigirnos a Usted, viene a colación dado por la certeza que nos da su histórico proceder, en cuanto a que nada puesto en su conocimiento y que deba ser denunciado, ha quedado sin que usted lo hiciera.

Entendemos lo que a continuación plantearemos, llevará el camino de los estrados judiciales, a través de su proceder impoluto.   Eso es lo que requerimos de usted.

El Tribunal de Cuentas, nos hace saber que la deuda que ha quedado determinada al 30/06/2012, tiene el carácter de “vencida y exigible”.

Señor Fiscal de Estado, no son ni dos ni cuatro monedas; son más de DOS MIL QUINIENTOS MILLONES DE PESOS, a valores históricos.

En cuanto a la parte económico/financiera de este asunto, es decir en cuanto a su cobranza, ya lo hemos puesto en conocimiento del Directorio del Instituto.

Pero a usted acudimos por un aspecto de igual importancia que el de cobrar esa deuda, contraída por los empleadores.

A usted le solicitamos, efectúe la denuncia penal de cada uno de los obligados a realizar los depósitos que dejaron de concretarse y que hasta la fecha indicada, ascienden a la suma antes mencionada.

Señor Fiscal, tampoco es para dejar en el olvido a quienes debieron y en la actualidad deben, conducirse como verdaderos cobradores del Sistema Previsional Provincial.       No son otros y vaya si usted tiene conocimiento de ello, decimos, son los Directores de la última gestión del ex ITPS, del ex IPPS y del actual IPAUSS.      Meritará usted, o dejará que el señor Juez lo haga si solo se han comportado como cómplices o aun le pudiera corresponder alguna figura penal de mayor entidad y contundencia.

Nos referimos a que sean penalmente denunciados los ciudadanos que desempeñaron y en la actualidad desempeñan la máxima autoridad del Poder Ejecutivo.    Los Ministros de Economía; los Secretarios o Subsecretarios de Hacienda; los Tesoreros y Subtesoreros Generales; los Contadores y Subcontadores Generales; los Presidentes y/o Administradores de los Organismos Descentralizados y Autárquicos; los Intendentes Municipales; los Secretarios de Hacienda de los Municipios y la Comuna.

Usted habrá comprendido que sería imposible haber llegado a esta cifra de deuda, si los personajes indicados no hubieran “olvidado” realizar los depósitos, que con ligereza dejaron de concretar.

Entendemos, y confiamos en que usted también comprenda, que “los no depósitos”, no son “olvidos” ni “errores administrativos”.  Coincidirá con nosotros que para llegar a semejante acreencia por parte del Régimen Provincial de Previsión, deben haberse cometido una serie de delitos que adquieren el carácter de continuos.

Esta conducta, y a usted le consta, es la llevada a cabo por TODOS los responsables de realizar los depósitos.    Y esto Señor Fiscal, se repite con la asiduidad de un verdadero acto continuo desde hace más de doscientos cincuenta meses.     Permítanos este comentario; acaso parece la obra de una serie de colegas maníacos en la consumación de delitos.     No podemos menos que darnos cuenta que fue una labor realizada con enjundia y meticulosidad.  Creemos que más allá de correr tras el cobro de semejante masa dineraria, ha llegado la hora de intentar se afecte la libertad individual de quienes han concretado semejante obra.

Si no es la totalidad de los Aportes Personales y las Contribuciones Patronales, es alguno de ambos conceptos o de parte de cualquiera de ellos, los que se dejan de depositar en las cuentas recaudadoras de la Previsión Social Provincial.

Mucho nos gustaría poder dialogar con usted, sobre estos temas que sabemos lo tuvieron seriamente atareado en los comienzos de su actuación profesional, en el ex Territorio y luego en la recién nacida Provincia.

Señor Fiscal, el resultado que nos informa el Tribunal de Cuentas es lapidario.    Fruto de delitos cometidos por funcionarios públicos, se ha creado una deuda con muy cierto origen.    Estos delitos fueron cometidos por ciudadanos concretos, que optaron con libertad, por darle otros destinos a fondos que actualizando su valor, el mismo alcanzaría a la escandalosa suma de MIL MILLONES DE DÓLARES.

Somos como usted, jubilados de este Sistema Provincial de Previsión Social; haga lugar a nuestro pedido y esperemos que sea un definitivo paso para que en el futuro, los funcionarios obligados, no se vuelvan a “olvidar”, de realizar los depósitos correspondientes a la Seguridad Social.

Le agradecemos su tiempo y la dedicación.

(Continúan firmas)    

 

Comprob. Correo Argentino.pdf (614681)

Hoja de seguimiento Correo.pdf (578306)                                       

Fotografía utilizada según la normativa de Creative Commons Mizrak  © 2011 Todos los derechos reservados.

Haz tu página web gratisWebnode